Blog

E-commerce: América Latina potencia mundial

COVID-19: e-commerce en América Latina

Con la llegada del inesperado brote COVID-19, el consumo del e-commerce en América Latina aumentó aceleradamente con un porcentaje de ventas que se estimaba alcanzar hasta dentro de cinco a diez años.

Una cifra que se superó debido al confinamiento, impulsando a los consumidores a estar en las plataformas online para acceder a sus bienes y servicios; persuadiendo a los comerciantes a migrar sus ventas al e-commerce.

En 2021, la transformación ha representado un importante conductor de recuperación económica para los diferentes negocios que operan en Latinoamérica, y un punto de inflexión en el comportamiento del consumidor online como oportunidad de diversificación comercial en los diferentes sectores de la economía de la región.

El potencial de América Latina

Actualmente, en América Latina la nueva velocidad del e-commerce no está limitada por la geografía, es decir, los movimientos de compra están siendo cada vez más rápidos, seguros y eficientes, gracias a procesadores de pago como PayRetailers.

Ofreciéndole a los consumidores, en una sola integración y desde cualquier parte del mundo, una plataforma de pago optimizada con una correcta gama de servicios de pagos online en cada país de LATAM. Consiguiendo transacciones fiables para alcanzar una mayor tasa de conversión como beneficio de cualquier negocio online.

De acuerdo con la información de Americas Market Intelligence, Latinoamérica es el segundo mercado de e-commerce de más rápido crecimiento en el mundo, con una expansión del 25% anual en el 2021.

Para el 2025, se espera que el número de usuarios del e-commerce ascienda a los 4.934.6m, con una penetración que alcance el 63.1% para el mismo año.

Actualmente, y a medida que avanza el proceso de vacunación por el Covid-19, la aceleración del consumo en línea ya refleja el futuro. Las plataformas de comercio electrónico le siguen apostando a Brasil, México, y Chile, mercados que han demostrado ser potencia mundial para grandes comercios electrónicos.

Segmentos potenciales del e-commerce

Al igual que en el resto del mundo, la pandemia, en Latinoamérica provocó cambios profundos y no solo a nivel económico; la reconstrucción de los negocios modificó y desafió al e-commerce a mejorar sus prácticas.

Como parte de la experiencia de pagos que ofrecen las distintas plataformas de estos comercios, los modelos de negocios se han venido reformulando con programas de fidelización para el consumidor. Además de la reconstrucción de interfaces con un diseño innovador e inteligente para satisfacer los comportamientos cambiantes de compra y de pago de los clientes.

Las tendencias digitales se han vuelto una prioridad. Para finales de 2040 más de 95% de las compras serán online, según el Nasdaq.

Entre 2021 y 2024, los segmentos de comercio electrónico de más rápido crecimiento en América Latina serán:

  • Gaming
  • Streaming
  • Marketplaces

De acuerdo con la investigación de AMI, el crecimiento de los juegos en línea en LATAM, se debe a que los jóvenes y adultos jóvenes se han bancarizados cada vez más, lo que ha permitido el aumento de las transacciones online con mayor frecuencia dentro del sector. Especialmente en países como Brasil, e incluso en los más pequeños como Perú.

Panorama del mercado

El volumen de e-commerce en América Latina presentará una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 30% hasta el 2024, con una representación de USD $ 592 mil millones para el mismo año,De acuerdo con el Global Payment Report 2021, en 2020, Brasil fue el mercado de comercio electrónico líder en América Latina, generando aproximadamente 36 mil millones de dólares estadounidenses. México ocupó el segundo lugar con 29 mil millones de dólares. Sin embargo, según el informe, se espera que el país norteamericano se acerque al primer lugar para el 2024.

Y este año, las ventas de comercio electrónico en México están programadas para alcanzar los 53 mil millones de dólares, unos tres mil millones de dólares más de lo previsto para Brasil.

e-commerce

Pagos del e-commerce

América Latina es una de las regiones con mayor complejidad si hablamos de métodos de pagos. Para acceder a los clientes, hay que ofrecer medios de pagos conocidos y usados por los consumidores de cada país, teniendo en cuenta que aún el pago en efectivo predomina en la región.

Sin embargo, como resultado del brote de COVID -19, el uso del efectivo disminuyó más de un tercio y pasó del 58,2 % en 2019 al 38 % en 2020. Los consumidores se decidieron por un incremento en el uso de tarjetas de débito y de billeteras móviles/digitales, según el reporte de Worldpay from FIS.

Lo que es cierto, es que parte del éxito de los comercios electrónicos, es la comprensión que se adquiere para operar en Latinoamérica sobre las diferencias de pagos locales, los marcos normativos, las combinaciones de pago de preferencia de cada mercado y las compras transfronterizas, que son consideradas de riesgo en países como Brasil y Argentina.

Y aunque no existe una solución prediseñada, durante los últimos años, los procesadores de pago como PayRetailers han sido el aliado principal de los comercios electrónicos para conseguir una correcta selección de pagos en cada mercado y lograr procesamientos optimizados que les permita expandirse en América Latina. Brindándole tranquilidad al comerciante de olvidarse de las tasas de conversión, los riesgos de fraude y la probabilidad de contracargos que todo esto conlleva.

Además, evitar lidiar con la complejidad de gestionar con múltiples entidades jurídicas en toda Latinoamérica, y al final ofrecerle al cliente una mejor experiencia. Contact us!